El fin de semana del 16 al 18 de julio de 2010 se celebraba en el Circuit de Catalunya una nueva edición de Les 24 Hores de Catalunya de Motociclisme.

Para ponernos en situación, decir que ésta era la edición número 16 de la prueba, y como cada año antes de empezar, todas las apuestas apuntaban a los dos equipos más profesionales de la carrera (muestra de ello es que se han repartido más de la mitad de victorias en la prueba): son el equipo Yamaha Folch Endurance (que se presentaba con 2 motos Yamaha YZF 1000, dorsales #2 y #4) y el Suzuki Català, con una unidad de Suzuki GSX-R 1000, dorsal #1 y vigente campeón.

Junto a ellos, un escuadrón de 18 equipos franceses (enamorados como nadie de la resistencia) y los equipos españoles con recursos mucho más modestos (que son mayoría en ésta prueba de marcado caracter amateur), sumaban un total de 47 motos en parrilla entre las categorías EWC (Mundial de Resistencia), SBK (Superbike) y Superstock (motos con muy pocas modificaciones) de 1000cc y 600cc.


La salida de la carrera se realizaba puntualmente a las 15h. con la ya tradicional salida estilo “Le Mans”, realmente bonita de ver en directo, pero que como toda carrera de resistencia, no tiene mayor repercusión en el resultado final, ya que las primeras vueltas sirven para coger ritmo de carrera y de paso marcar las que normalmente son las vueltas más rápidas de las 24 horas.

Durante las primeras horas de carrera, con el sol apretando de manera más que intensa con temperaturas cercanas a los 35ºC que sufríamos los “valientes” que nos encontrábamos en el circuito sobre las 5 de la tarde, los líderes de la prueba eran los pilotos del Folch Endurance #2 (Checa/Ribalta/Vallcaneras/Carrasco, un equipazo dicho sea de paso…) , seguidos del Catalunya Racing Team #77 también con Yamaha, que sorprendentemente ya se habían hecho con la “pole position” para la carrera, mostrando su gran velocidad.

Pero todos sabemos que en las carreras de resistencia no gana el más rápido, y más en condiciones tan extremas como las que había en Montmeló. Así, los equipos empezaban a caer: primero era la BMW del equipo Busquets #27 que estaba situada en el Top 5, y seguidamente era el equipo líder, el Folch #2 el que abandonaba al sufrir una rotura muy aparatosa a mitad de la recta principal cuando literalmente destrozaba el embrague de la moto, bañando la pista en aceite y haciendo salir a los Safety Car, que aprovechaban para correr por encima del polvo que se hecha en éstos casos (la sepiolita).

Pasados unos minutos la carrera se reanudaba, pero en esos momentos la Yamaha #77 empezaba a experimentar problemas en el radiador que le harían parar en boxes y abandonar poco después, dejando entonces el liderato en manos del sólido equipo Suzuki Català #1, marcado de cerca por la segunda moto de Folch.

Éstas dos motos se alternarían la primera posición en una bonita pelea, mientras la noche empezaba a caer en Montmeló, aunque el calor no daba tregua. Era un buen momento para pasar por el Pit Lane y respirar el ambiente de compañerismo que hay en ésta prueba, pero también de profesionalidad. Un ejemplo, ésta moto fue COMPLETAMENTE desmontada y vuelta a montar en 10 minutos tras una caída del piloto, que trajo empujando hasta su box.

Tras unas 9 horas de carrera bajo un sol de justicia, tocaba entrar en la refrescante y esperada noche de verano.

Al día siguiente llegaba ése momento que tanto gusta de las carreras de 24 Horas, que es llegar al circuito y enterarte de todos los cambios que ha habido en tu ausencia.

Así, tras 20 horas de carrera, ahora el líder era el Folch #4 a ¡15 vueltas! (que se traducen en 30 minutos) de una BMW francesa del equipo Dubus Racing Team, dorsal #10, y otros franceses, la Yamaha #33 en tercer lugar. El equipo Català se encontraba cuarto tras haber tenido problemas mecánicos y seguir corriendo con un piloto menos.

Con un dominio tan claro, la atención no era para los líderes sino para el Suzuki Català que estaba protagonizando una gran remontada para recuperar al menos una plaza de podio.

Y lo conseguía, pues en la hora 23 se colocaba tercero y a los pocos minutos subía a la segunda posición, beneficiado por la rotura de la BMW #10 que iba segunda, toda una pena dado el buen trabajo que habían hecho hasta el momento.

El final de la carrera se acercaba, de nuevo con un calor asfixiante , pero los equipos supervivientes vivían el momento más dulce del fin de semana: el poder ver su moto cruzando la línea de meta tras 24 horas de esfuerzo.

La Yamaha de Folch pasaba en primer lugar tras 731 vueltas, seguida de Suzuki Català con 715 y la Yamaha del Team 33, todo un logro para un equipo de Superstock el hacer un podio absoluto. Finalmente eran 37 motos que lograban cruzar la linea de meta, entre ellos el equipo #19, un equipo íntegramente femenino.

Después de 24 horas solo quedaba celebrarlo, los afortunados que subían a los podios de cada categoría estaban radiantes, sobretodo el dueño del equipo Josep Maria Folch que subía a recoger su sexta victoria en la carrera, superando así al equipo de Eduard Català que se queda con 5. No dudéis que el año próximo volverán a jugarse el triunfo entre ellos dos.

Clasificación de Les 24 Hores Frigo de Motociclisme del Circuit de Catalunya 2010

1- J. Almeda-J. Millet-R. Gómez-J.M. Luis (Folch Endurance/Yamaha YZF R-1/EWC), 731 vtas.
2- F.J. Oliver-S. Cabana-F. Casas-V. Casas (Suzuki Català/Suzuki GSX-R 1000/EWC), a 16 vtas.
3- G. Fastre-B. Cuzin-A. Plancassagne (Team 33 MailPerformance/Yamaha YZF R-1 1000/STK), a 17 vtas.
4- S. Jara-D. Trafach-M. Trafach-O. Oliva (KRT2 ventaneumaticos.com/BMW S1000RR/STK), a 25 vtas.
5- R. Martínez-A. Vitores-A. Moreno-O. Solà (Rodi Circuit Alcarràs/Yamaha YZF R-1/SBK), a 30 vtas.

Ganadores por categorías
EWC: Yamaha Folch Endurance #4 (yamaha YZF R1 1000)
SBK: Rodi Circuit Alcarràs #8 (Yamaha YZF R1 1000)
STK 1000: Team 33 Mailperformance (Yamaha YZF R1 1000)
STK 600: Mas Moto #58 (Honda CBR RR 600)
Debutantes: CNS Motorsport #76 (BMW S1000 RR)

Artículo publicado originalmente en forocompeticion.comTodas las imágenes son propiedad del autor. Todos los derechos reservados.