Coches alemanes

BMW M3 E30


El BMW M3 E30 fue uno de los coches más sólidos y potentes que fabricó la marca alemana en su época gloriosa de finales de los 80. Descúbrelo aquí en profundidad.

Fotos del BWM M3

Exterior

BMW M3
BMW M3

Interior

BMW M3

Miniaturas del BMW M3 E30

BMW M3 E30: Uno de los mejores coches alemanes de los 80

Durante muchos años, BMW estuvo en racha. En lo más profundo de Baviera, sus ingenieros produjeron una serie de motores enormemente potentes y coches de producción limitada para disfrutarlos.


A principios de los 80, BMW también produjo un motor turbo de Formula 1 (Nelson Piquet se convirtió en Campeón Mundial al volante), que en realidad usaba el bloque de cilindros de cuatro cilindros existente en los coches de calle. De este modelo partió el M3 original, conocido como M3 E30, presentado en 1986.


Comenzando con la carrocería de dos puertas de la serie 3 más reciente, que había sido presentada a finales de 1982, BMW se propuso producir un vehículo deportivo que también fuese un gran coche de carretera. Se modificó la carrocería, en la que se cambió el estilizado de la luneta trasera para mejorar la aerodinámica, y se añadió un gran alerón trasero transversal para aumentar el agarre de la parte trasera a altas velocidades. BMW también añadió pasos de rueda delanteros y traseros más abultados, pensados para cubrir mejor los neumáticos ultra anchos que se usarían en competición.


A continuación, eligieron un motor basado en una versión de 2,3 litros de gran calibre del F1, un bloque de cuatro cilindros de probada eficacia, que se combinaba con una culata de dos levas de 16 válvulas y con inyección de combustible: esto, en efecto, era dos tercios del motor seis cilindros del M635CSi.


En la puesta a punto para carretera producía unos lujuriosos 200 CV, pero en la puesta a punto para carreras (donde demostró que podía seguir trabajando a toda máquina durante 24 horas) alcanzaba los 320 CV. Con el respaldo de una caja de cambios Getrag de cinco velocidades, y con toda la experiencia que los ingenieros podían incorporar al chasis, el M3 E30 resultó un coche de carreras extraordinario. Superado en pista solo por el Ford Sierra RS500 Cosworth de 500 CV, el M3 era tan ágil y tan fiable que ganó una enorme cantidad de carreras de turismos en los años siguientes.


Como coche de carretera, con velocidades máximas de 225 km/h y una poderosa aceleración, el M3 E30 también se hizo muy popular. Construidas sólo con volante a la izquierda, y con una suspensión dura y sin compromisos, eran máquinas estimulantes de conducir, especialmente en carreteras donde el manejo, el equilibrio y la respuesta eran más importantes que el ritmo directo.


BMW, de alguna manera, había construido un coche de carácter. En los años siguientes, hubo más mejoras en este pedigrí, incluyendo la adición de un modelo M3 Evolution (1988), para el que se produjeron 500 unidades con un motor de 220 CV y una aerodinámica más obvia y efectiva, mientras que en 1990 el M3 Sport Evolution proporcionó una evolución del mismo motor.


La llegada de una versión Cabriolet del coche, con una capota de accionamiento eléctrico, fue un bonus final.


Cuando se produjo el último de los M3 E30 en 1990, se habían fabricado nada menos que 17.184 berlinas y 786 Cabriolets.


El M3 de la siguiente generación, M3 E36, que tenía un sediento motor de seis cilindros, cambió por completo, siendo un vehículo completamente diferente.

Características técnicas del BMW M3

Fabricante

BMW

Años de fabricación

1987 - 1990

Unidades fabricadas

17.970

Motor

4 cilindros en línea

Transmisión

Tracción trasera, embrague de diafragma de una sola placa y caja de cambios manual de cinco velocidades.

Potencia

200 CV a 6.750rpm

Chasis

Chasis de acero prensado en estilo de berlina de dos puertas. 

Motor

Cuatro cilindros en línea, en un bloque de cilindros de hierro fundido con cinco cojinetes principales.


Diámetro y carrera: 93,4 x 84 mm, 2.302 cc. 


Cuatro válvulas por cilindro, en "V" estrecha, funcionamiento por doble árbol de levas en cabeza, y taqués de cubo invertido. Inyección de combustible Bosch/BMW. 


Potencia máxima: CV a 6.750rpm.


Transmisión

Tracción trasera, embrague de diafragma de una sola placa y caja de cambios manual de cinco velocidades con sincronía, todo en la parte delantera.


Chasis

Chasis de acero prensado en estilo de berlina de dos puertas.


Suspensión delantera independiente por puntales MacPherson, muelles helicoidales, trapecios inferiores, amortiguadores telescópicos y barra estabilizadora. 


Suspensión trasera independiente por muelles helicoidales, brazos semirremolcados, amortiguadores telescópicos y barra estabilizadora. 


Dirección de piñón y cremallera, con asistencia de energía hidráulica. 


Frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS. Ruedas de aleación de 15 pulgadas, neumáticos de 205/55-15 pulgadas.

Dimensiones

  • Distancia entre ejes: 256,2 cm
  • Eje delantero: 141,2 cm
  • Eje trasero: 143,3 cm. 
  • Longitud total: 434.5 cm. 
  • Peso sin carga: 1,252 kg.


Categoría:

Etiquetas:

Fichas de coches relacionadas:

Horch Type 850
Bugatti Type 41 Royale, el coche más grande de los 20
Ford V8 1930s, los primeros Ford potentes
Jaguar E-Type, el más refinado de los 50
AC Ace, un deportivo inglés con inspiración Ferrari
Ford Sierra RS Cosworth, la todopoderosa berlina de los 80
Alfa Romeo SZ, el Alfa más rompedor de los 80
TVR Griffith, el deportivo británico más elegante
Maserati 3500 GTi Sebring: el primer coche de producción Maserati

¿Ya conoces nuestro canal de Youtube?

Te espera un nuevo vídeo cada 15 días.

>