Fichas de coches americanos

La relación entre los Estados Unidos y el mundo del automóvil siempre ha sido muy estrecha. Desde la creación del pionero Ford T hasta la aparición de nombres míticos como Corvette o Mustang, los coches americanos han tenido históricamente un atractivo especial por su potencia y músculo. Repasa en esta sección los coches clásicos americanos más icónicos de cada época.

Si buscas historia, recambios o coches en venta sobre un modelo concreto, usa el buscador para encontrarlo. Y si te interesa la información general, a continuación puedes ver una lista de las fichas de coches antiguos americanos más recientes que hemos publicado.

Estas son las fichas de coches americanos más recientes:

willys jeep

La mejor selección de coches clásicos está en Catawiki

Las fichas de coches más recientes que te pueden interesar:

Breve recorrido por la historia de los coches clásicos americanos

La historia automovilística americana arranca con el icónico Ford T y su producción en serie, pero también con muchos otros fabricantes: Buick, Cadillac, Packard o Paige-Detroit, por nombrar solo algunos. El coche despertó un interés y una fuerza inusitada en los Estados Unidos, con sus grandes extensiones y enormes distancias a recorrer. Allí el futuro era próspero.

Rápidamente, ya en los años 20, Detroit y su área metropolitana se convirtieron en el epicentro de aquella industria, sobresaliendo los “Big Three”: Ford, Chrysler y General Motors, que llegaron a producir el 75% de la fabricación mundial de coches.

Aquel ritmo vertiginoso era a todas luces imposible de mantener, y en los años 70, la crisis del petróleo y el aumento de interés de las marcas extranjeras por el suculento mercado estadounidense empezaron a hacer mella entre los fabricantes. Por suerte, contar en su cartera de modelos con nombres ilustres, tales como el Allanté de Cadillac, el Camaro de Chevrolet o el Thunderbird de Ford les permitió mantenerse a flote, aunque a costa de una sangría de despidos y fracasos comerciales.

Algunos de los coches antiguos americanos más destacados

Más de 130 años de evolución dan para mucho. Aun así, en todo ese tiempo ha habido modelos que han sobresalido del resto en la industria norteamericana. Y para nosotros, el criterio es claro: los más interesantes son aquellos coches que se convirtieron en iconos de la automoción no solo a nivel nacional, sino internacional. Destacaríamos cuatro:

Willys Jeep: el coche americano que no ganó la Segunda Guerra Mundial por si mismo… pero sin él, la tarea habría sido (todavía) más difícil. Robusto, potente y ante todo fiable, el Jeep original se ha convertido en uno de los coches clásicos americanos más admirados. En España tuvimos nuestra propia versión, el Jeep Viasa.

Chevrolet Corvette: posiblemente el coche americano más famosos. Desde los años 50 y hasta la actualidad, un total de ocho iteraciones del Corvette han sido conducidas por millones de conductores, siendo alabada siempre su tremenda potencia y un diseño que nunca ha dejado indiferente.

Ford GT40: el coche de carreras más famoso jamás fabricado en Estados Unidos. Es cierto que la idea inicial partió de un Lola británico, pero pronto Carroll Shelby y los suyos lo convirtieron en un coche ganador de lo más singular, capaz de vencer los todopoderosos cavallinos de Enzo Ferrari. 4 victorias consecutivas en Le Mans, de 1966 a 1969, son el legado de una de las mejores historias de nuestro deporte.

Chrysler Viper: el Chrysler Viper / Dodge Viper es un coche fascinante. En sus inicios era un vehículo espartano y demoníaco, con un motor V10 de Lamborghini que lo hacía prácticamente inconducible. Los subsiguientes desarrollos lo convirtieron, poco a poco, en uno de los mejores deportivos de su era, y actualmente es ya uno de los coches clásicos americanos más admirados.

No te pierdas nuestros nuevos contenidos

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recíbelos todos en tu correo electrónico.

>