Normalmente, los coleccionistas de miniaturas somos animales (muy) de costumbres. Si nos gusta la Resistencia, nos pasamos semanas revisando datos sobre Le Mans para ir descubriendo siguientes miniaturas para nuestra colección. Si somos de rallyes, nos marcamos un objetivo (solo coches ganadores de rallyes, o solo pilotos locales, etc.) y a partir de aquí, el límite lo ponen el espacio y la cartera. Y siempre con una premisa clara: ceñirnos a la escala que hemos decidido de inicio.

Por eso, hacer la revisión a las primeras entregas de Colecciona los más grandes coches de Rally de Altaya, se me hace muy raro. Hasta ahora nunca había tenido que ponerme frente a maquetas 1/18, que son las que se entregan en este nuevo coleccionable que sirve como retrospectiva de 50 años de rally.

 

Los primeros coches de rally de Altaya 1/18

Realmente, las miniaturas de esta escala impresionan por su tamaño, pues cada detalle está mucho más accesible a nuestra vista que en sus homólogos de 1/43, que son la escala más introducida por nuestras tierras.

Tres coches clave de la historia reciente del WRC son los primeros modelos de la colección de Ediciones Altaya Rally 1/18:

  • Citroën DS3 WRC 2013 de Sébastien Loeb
  • Volkswagen Polo R WRC 2015 de Sébastien Ogier
  • Subaru Impreza 555 1995 de Colin McRae

Conviene repasarlos a fondo para hablar sobre sus virtudes y explorar hasta qué punto es racional adquirir una colección de 60 entregas de Rally 1/18 a este tamaño.


 

Información sobre estas maquetas Altaya de Rally 1/18

El primer detalle sorprendente que me encuentro es que estos modelos son muy agradecidos de retratar (a diferencia de los 1/43). El segundo es que estas maquetas tienen ruedas móviles y, de hecho, se desplazan con muchísima facilidad.

Las maquetas de la colección de Rally 1/18 de Altaya son die-cast (metal) con partes en ABS, con detalles muy bien definidos en general. Tienen partes de la carrocería pintadas y otras con calcas, y detalles que son de agradecer en busca del realismo, como algunas partes imitando la fibra de carbono.

Debemos tener en cuenta que estas maquetas no tienen ninguna parte móvil en la carrocería y que los interiores son sencillos, pero cambian completamente en función del modelo.

Los coches están muy bien proporcionados y el nivel de acabados es muy correcto. En este sentido, es una colección con muchos paralelismos con las anteriores de Rally 1/43 de Ediciones Altaya, tanto por su buena relación calidad-precio como por la selección de coches que se entregan.

Aunque sí podríamos comentar que la colección arriesga poco con las entregas previstas (muchos campeones del mundo, iconos del Grupo A, Grupo B, WRC…) poniendo la puntilla con algunos coches españoles, de momento con las confirmaciones del Toyota Celica ST165 de Carlos Sainz (1990) y el Mini John Cooper Works WRC de Dani Sordo (2012). Y algún otro mucho más reciente que aún está por confirmar.

 

Primeras entregas de la colección Rally 1/18 de Altaya

El número 1 de la colección Rally 1/18 de Altaya corresponde al Citroën DS3 WRC 2013 de Sébastien Loeb en el Rally de Argentina. Buen guiño a la que sería la última victoria del astro alsaciano en el campeonato.

Se trata de una decoración muy bonita, con protagonismo para Abu Dhabi Racing y Total, con unos interiores bien definidos, incluyendo rueda de repuesto. Me parece la gran sorpresa del lote de entregas recibidas por parte de Ediciones Altaya. Un número 1 excepcional.

Por su parte, la segunda entrega corresponde al Volkswagen Polo WRC 2015 de Sébastien Ogier en el Rallye de Gales. Esta fue la última victoria del equipo oficial de Wolfsburgo de la temporada y el tercer campeonato consecutivo para el francés.

Esta maqueta, imitando los reglajes de tierra, es más elevada que el DS3 y solo queda deslucida por una decoración no especialmente atractiva. Tiene detalles muy bien logrados, especialmente la trasera, mientras que en el frontal se echa en falta un mayor realismo.

Por último, la entrega 3 permite retroceder hasta un verdadero coche retro, el Subaru Impreza WRC 1995 de Colin McRae en el Rally RAC. La funesta competición que acabó de forma muy polémica con las aspiraciones del tercer mundial para Carlos Sainz.

Por lo tanto, se trata de una unidad con gran historia, con la icónica matrícula L555BAT de Prodrive, y genialmente replicado a 1/18. Los colores están perfectamente elegidos, cada detalle es muy fiel y es claramente el ganador de la comparativa entre los tres modelos.


 

¿Vale la pena comprar estos coches de rally de Altaya?

De esta manera, tenemos tres coches campeones del mundo en las 3 primeras entregas. Toda una muestra de las intenciones que persigue esta colección, que no es otra que la de recopilar las mejores máquinas de las últimas cinco décadas. Si buscas recordar los coches y pilotos míticos del WRC, no te lo pienses.

Esta es la tónica de la colección, por lo que se puede esperar una selección poco atrevida de modelos, primando lo imprescindible por encima de lo poco convencional.

Cada maqueta de Rally 1/18 viene acompañada por un fascículo de 12 páginas, que cumple con las intenciones habituales de estos coleccionables y nos habla brevemente sobre el contexto histórico del vehículo, sus particularidades y sus mayores logros.

Si estáis interesados en la colección, en la web de Altaya ya está disponible toda la información. Entre los regalos de suscripción se incluyen dos maquetas adicionales: el Renault Alpine A110 1800 de 1973, y el mítico Lancia Stratos «Alitalia» de 1976, ambos modelos pilotados por Jean-Claude Andruet.

Y los regalos exclusivos para suscriptores se complementan con una espectacular camioneta del equipo Lancia Alitalia, también a escala 1/18, con todos sus accesorios y de un impresionante tamaño.

Debemos recordar que esta es la primera ocasión que en nuestro país se puede adquirir una colección de calidad a esta escala. Con estas maquetas de coches de rally, Altaya ofrece una oportunidad muy especial para los aficionados a los modelos de gran tamaño y a una relación calidad-precio muy buena.

Para aquellos que estén interesados, invitarles a adquirir las primeras entregas, pues se trata de un lote muy sorprendente y con muy pocos peros.

2 comentarios

Los comentarios están desactivados.