Pilotos

Más de 400 carreras en 40 años: así es la historia de Tony Gomis

 febrero 23, 2020

Por  Sergi Blasco

¿Has pensado alguna vez en las historias que se esconden detrás del dorsal 55 de la Subida a Chantada, o detrás del piloto que se estrena con un Citroën C2 en el Rallye de Sarón? Más allá de los Vilariño, los Sordo, Sainz o Juncosa, el deporte del motor nos encanta por todo lo que supone para cada persona que participa en él. Y así lo hemos vivido conociendo la historia de Tony Gomis.

Resumido, Tony es un piloto amateur apasionado de los coches franceses y de nuestro país. Un gentlemen driver autodidacta que ha tenido casi una docena de coches, entre R8 y Alpines, y que suma más de 400 competiciones en su palmarés, logradas a largo de tres países y 40 años en activo… de momento.

fotos_archivo_tony_gomis

Los inicios de una pasión para toda la vida

Quedamos con Tony una mañana de invierno en su casa, cerca de Valencia. Allí, sentados en la entrada de su garaje y obsequiados por el agradecido sol levantino, nos preparó una gran taza de café de filtro antes de empezar a desgranar su vasta historia como piloto, y también como apasionado de los coches franceses.

“Te diría que todo empezó en Goodwood en los años 50, porque durante muchos años viví en Inglaterra. Allí me llevaba mi padre a las carreras donde competían Ascari, Hawthorn, Brookes, Moss y compañía. Eran carreras al sprint y con varias categorías, con los pilotos bajando de un turismo y montándose en un monoplaza para seguir compitiendo. Allí descubrí que el mundo del motor era apasionante”, explica Tony.

“Años más tarde, en el año 68, estaba en Francia y mi chofer para ir a una fiesta vino a recogerme en un coche francés de color azul. En cuanto se puso en marcha y empezó a enlazar curvas tuve que preguntarle, ¿qué coche es este? Y me contestó que era un R8 Gordini. Y así empezó todo”.

Pronto Tony Gomis se hizo con su primer coche: un Renault Dauphine que le costó… ¡20 libras! Y con este coche salió hacia España por primera vez (“de noche, porque no tenía ITV…”). La primera vez de decenas, tal vez centenares de veces que ha realizado la ruta entre Inglaterra y Francia y nuestro país.

concentracion_renault_gordini

Ser extranjero y pasar largas épocas en España no era sencillo en los años 60 y 70. Tony, así como sus amigos “expats”, lidiaban siempre con los límites legales, y no era raro que sus llamativos coches extranjeros aparecieran en ocasiones precintados por la Guardia Civil.

Así fue como su Dauphine acabó en un desguace a cambio de 10 libras, y un camino similar siguió su primer deportivo francés, un Renault 8 S (equivalente al R8 TS en España) del que tuvo que deshacerse.

motor_renault_8_gordini_1300_2

Empieza la verdadera francofilia de Tony Gomis

Llegados a este punto de la conversa, Tony ya nos tenía encandilados con su historia. Siempre con su tono de voz suave y su acento particular, comenzamos a hablar de su auténtica pasión, la de adquirir deportivos franceses que en su mayoría de casos ha acabado usando en competición. Lo que no sabíamos era el buen gusto que escondía este francófilo.

“En Inglaterra, los jueves era el día de comprar la revista de compra-venta. Y ahí vi un anuncio de un Renault 8 Gordini 1300. Era el primer R8 Gordini 1300 que llegó a Inglaterra, el coche que usaron las revistas del país para hacer las pruebas. Estaba de origen y me lo quedé, ¡mi primer Gordini! Ese coche lo tuve hasta el año pasado, que finalmente lo vendí, 45 años después. Era precioso”, recuerda con un punto de nostalgia.

tony_gomis_renault_8_gordini_1300

“En 1974, en la misma revista, me encontré con un anuncio de La Abuela (ndr: así llama Tony al R8 Gordini que ilustra este reportaje, debido a su edad y a sus características únicas). La vendían por 175 libras, algo que podía suponer unos 3 meses de sueldo de la época”.

Ese coche fue fabricado por Renault para competir en el Campeonato Británico de Rallycross en 1968 de manera oficial. Luego el piloto se lo quedó en propiedad e hizo con él algunas pruebas más y algunos rallyes, quedando el coche en mal estado y abandonado a su suerte durante varios años en un garaje muy húmedo. Fue entonces cuando Tony decidió hacerse cargo de él.

tony_gomis_renault_8

“Así que La Abuela tiene 51 años y lleva conmigo 45 años. Fue mi primer coche de competición. Por el camino lo he restaurado, por supuesto, pero he querido guardar la esencia de aquel coche original de rallycross”.

Con La Abuela, Tony disputó a finales de los 70 sus primeras carreras de club, slaloms y pequeñas subidas de montaña, como mandan los cánones del automovilismo británico. Pero él quería seguir explotando y conociendo el potencial de los deportivos azules.

Antes de seguir:

¿Ya has leído el reportaje sobre "La Abuela", el Renault 8 Gordini de Tony?

De Alpine y carreras va la cosa

“En el año 1983, mientras corría en Inglaterra con La Abuela, compré mi primer Alpine A110, un 1300 S de carreras. Llevaba un motor 1448 cm., el mismo que La Abuela, así podía aprovechar los recambios.

Mi idea en aquel momento era empezar a competir en España, ya que hasta ahora no lo había hecho y me gustaban las subidas de montaña que se hacían aquí. Así que quise visitar alguna prueba antes de apuntarme. Recuerdo estar en la Subida a la Parrilla (Valladolid) y quedarme realmente asustado de la poquísima seguridad que vi. En Inglaterra y Francia está todo muy controlado, entonces el shock de ver a fotógrafos tumbados en la horquilla esperando al coche y gente con niños a pie de pista hizo que, hasta algunos años después, no me atreviera a participar, explica.

alpine_a110_1300_tony_gomis_2

Fue finalmente en 1986 cuando Tony Gomis corrió sus primeras subidas en España. Para ello, adquirió un segundo Alpine, un A110 FASA 1600 con autoblocante Hewland en este caso, del que no guarda un especial buen recuerdo: “Un día vi en Auto Hebdo que vendían un Alpine A110 1800 Gr. 4 en Galicia. Era perfecto, porque yo quería probar todo el potencial que tenía esa mecánica. Subí a probarlo, llegamos a un acuerdo y lo compré… para luego darme cuenta que el coche no era un Apine 1800. Era un 1647cc, el motor de R18 preparado con Webers”.

“Corrí con él en la Subida a Muncó (Asturias) y entendí la importancia de conocer bien un trazado. Llegué a una curva que se abría y luego cerraba, el autoblocante no me dejó corregir, pegué un golpe y volqué, llevándome un susto muy fuerte. El coche quedó para reparar, así que me lo llevé a Inglaterra, momento que aproveché para bajar a La Abuela a España en el 87”.

tony_gomis_alpine_a110
brighton_speed_trials_alpine_a110

80's y 90's: los años más intensos de Tony Gomis

Con tres coches de carreras en el garaje y muchas ganas, a Tony le tocaba empezar a competir en serio en España. Aunque había un hándicap: vivir a más de 1.500 kilómetros de distancia.

“Desde finales de los 80 y hasta hace unos diez años, cuando había una subida en España donde quería participar, salía del trabajo con el Alpine o La Abuela el jueves por la noche, ferry, cruzaba Francia el viernes para llegar el sábado a España, verificar, competir y el domingo estar de vuelta para llegar al trabajo el martes, destrozado por supuesto…”, narra Tony con sonrisa pícara, consciente de la auténtica barbaridad que eso significaba.

tony_gomis-46__
pegatinas_subidas_montana

¿Por qué lo hacía? Por el placer de competir en subidas en España. Y por eso también, cada año se aventuraba a probar nuevos trazados, mientras repetía sus favoritos.

Si has asistido a subidas en cuesta entre los 90’s y la actualidad, es muy posible que en alguna ocasión te encontrases con Tony entre los participantes: de El Fito a Prades, de Dénia-Coll de Rates a La Bien Aparecida y de Leitariegos a Urraki, él y sus coches han sido testigos de la evolución (y en muchos casos, declive) de las subidas de nuestro país. Y siempre, y con mucho orgullo, por el simple placer de disfrutar, sin correr por los títulos o los campeonatos.

Aunque siempre fiel a la montaña (ya sea denominada subidas en cuesta, courses de côte o hillclimbs), a principios de los 2000 Tony se propuso el reto de probar los circuitos y participó 4 años consecutivos en las carreras para Clásicos Deportivos del Circuito Guadalope, en Alcañiz.

Allí, entre Lola’s, BMW’s y otros deportivos no demasiado clásicos, hizo amistad con el piloto aragonés Paco Fillola, participante con un Renault 8 TS (motor de R5 Copa) casi idéntico a La Abuela. De aquellas carreras se llevó un imborrable recuerdo que hemos querido plasmar en una microhistoria que explicamos aquí.

Antes de seguir:

Lee el relato sobre las carreras de Tony y Paco en Alcañiz con sus R8.

“Pero aquello fue algo puntual, por el lugar, por la gente. También corrí alguna carrera en el Circuito del Jarama, pero prefiero hacer montaña, donde soy yo solo, donde soy responsable de lo mío sin depender de lo que puedan hacer otros. Ya que yo lo preparo todo en casa y modestamente…”.

Todo este bagaje competitivo en España se combinaba con su “segunda vida” entre Francia e Inglaterra, donde las anécdotas no tienen fin mientras desenterramos aventuras dignas de todo un enfant terrible: como la vez que adquirió un motor V6 de Renault Sport y se lo instaló a un chasis de R8 en posición central (¡y lo pudo matricular!); aquella otra vez que encontró en Valencia un chasis de Alpine sin papeles y se lo llevó a Inglaterra, donde lo ha convertido en un coche de competición; o la mejor de todas, cuando se llevó a Goodwood un R8 muy podrido que adquirió por 45 libras y le montó un motor Alpine 1100cc de doble árbol y 110 CV… que provenía de la fábrica oficial y que había sido usado en Le Mans por el Alpine M63 del año 1964. El R8 acabó volcado en la chicane de Goodwood, pero el propulsor le gustó tanto que lo usaría durante una temporada en su Alpine 1300. No queda sino admirarse.

renault_8_gordini_alcaniz
alpine_a110_alcaniz_clasicos_deportivos

El futuro

Tony Gomis y su mujer, Ana, han pasado toda una vida entre España, Francia e Inglaterra, por no hablar de muchos otros lugares (y continentes) a los que su carrera profesional les ha llevado. Ahora, en una época ya mucho más tranquila de sus vidas, pueden organizar su calendario en base a sus eventos familiares… y a las carreras que Tony sigue sin querer faltar.

Por eso, tras una agradable comida (con una paella regada con buen vino, como marcan los cánones), nos aventuramos a explorar el pasado, presente y el futuro de su carrera deportiva.

r8_gordini_tony_gomis_

“Mucha gente se sorprenderá, pero yo no soy competitivo, no salgo a ganar. Si llego arriba, teniendo en cuenta mis capacidades y las del coche, si estoy contento con cómo ha ido me doy por muy satisfecho. Si hay un trofeo por medio, ¡pues todavía mejor! Por eso tengo previsto seguir compitiendo como hasta ahora”, nos explica.

“Cuando me preguntan por qué no me compro algo más moderno, por qué sigo con los clásicos… pues porque yo disfruto con estos, ¡aunque me veas ir más lento que los demás! Por supuesto, durante las décadas me he especializado por gusto y también por necesidad: en mis coches no hay electrónica, los coches comparten mucha mecánica y tengo un gran stock de recambios”.

course_cote_etretat_marcadier_gordini

Al final, su razonamiento tiene todo el sentido del mundo; no en vano, Tony es de aquellas personas que ya corrían y se peleaban con estos coches cuando no eran clásicos, eran los coches del momento.

Simplemente, ha querido seguir con ellos hasta nuestros días, y competir, y competir, y competir mientras se pueda.

tony_gomis_alpine

“A día de hoy sigo corriendo aquellas subidas que puedo y que me gusta correr, principalmente en la zona de Levante, donde ya me conocen de sobras. También compito en alguna prueba cada año en Inglaterra, así como en Francia, donde desde hace dos décadas mis amigos ingleses y yo somos asiduos a la subida de Etretat (Normandía). Allí suelo participar con una barqueta francesa que tengo, una Marcadier Canam de 1976 con motor Gordini 1600. Disfruto mucho con ella y me permite ir, digamos, suficientemente rápido para usarla 2 o 3 veces al año”.

De hecho, no hay mejor ejemplo de su palmarés y su historia que ver las pegatinas que se amontonan en sus coches. Ese conocimiento, esas experiencias acumuladas durante décadas… es lo que hace de Tony Gomis un personaje único para nuestro automovilismo. Y que sea por muchos años.

Anexo: Un breve repaso a la carrera deportiva de Tony Gomis

Participación en aproximadamente 400 subidas de montaña. Entre 200 y 250 en España, 20 o 30 en Francia y el resto en Inglaterra.

  • 40 años de carrera deportiva, con una media de 8-10 pruebas al año.
  • 1977 – Estreno en competición en Inglaterra con La Abuela (Renault 8 Gordini 1300).
  • 1986 – Copiloto en la Coupe des Alpes.
  • 1986 – Primer año de subidas en España (Puerto del Pico, Utiel, Muncó, etc.).
  • Entre 2000 y 2003 – Cuatro participaciones en las carreras de Clásicos Deportivos del Circuito de Guadalope (Alcañiz) con La Abuela y el Alpine A110 1600.
  • 2018 – Participación en las tandas de coches de Motorland Classic.

Palmarés en España:

  • Participación en múltiples subidas puntuables para el campeonato de España y de Europa: Subida a El Fito, Subida a Dénia – Coll de Rates, Subida a Arrate, Subida a Valdezcaray, Subida a la Bien Aparecida etc.
  • Participación durante cuatro décadas en subidas de montaña de campeonatos regionales: Alisas, Peña Cabarga, Utiel, Prades, l’Agost, Garbí, Borja, Canalís, Gandía-Mondúver, Urraki, Navalmoral, Leitariegos, Puerto del boquerón, Port de Tudons, Bahía de Portman (Murcia), Zucaina, Vall de Gallinera, Coll del Vidre, Campo de San Juan, Urbasa, Serra de la Llacuna, Puerto del Pico, etc.

Palmarés en Inglaterra:

  • Participación durante décadas en subidas de montaña (hillclimbs): Loton Park, Valance School, Harewood, Prescott, etc.
  • Competiciones de club en Brands Hatch, Silverstone, etc.
  • Brighton Speed Trails.

Palmarés en Francia:

  • 20 años seguidos en la Course de Côte Etretat, con victorias absolutas en históricos con la barqueta Marcadier Canam Gordini.
  • Múltiples participaciones en las Courses de Côte Saint-Hippolyte y Turckheim – Trois Epis.
  • Múltiples participaciones en las reuniones del Club Gordini en el circuito Mas du Clos.
tony_gomis_renault_8_gordini_1300_4

Fotografías: Sergi Blasco, Carlos Carballo, Archivo Tony Gomis, otros autores. Imágenes sin marca de agua: WSom.co.uk. Todas las imágenes son propiedad de sus autores originales. Todos los derechos reservados.

Agradecimientos: Tony y Ana, Carlos Casimiro, Carlos Carballo.

Sergi Blasco


Tras años de experiencia como redactor y creativo audiovisual en distintos medios, Sergi se aventuró a crear RetroRacing.es para buscar el lado más personal de las carreras. En este proyecto ejerce como responsable editorial y gestor del equipo de colaboradores y, si le conoces, sabrás que su mayor satisfacción es la de descubrir nuevas historias explicadas por personas excepcionales.

Categoría:

Etiquetas:

Otros reportajes que te gustarán:

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"b8c9c":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"b8c9c":{"val":"rgb(0, 0, 0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"b8c9c":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
VER MÁS
  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

    No te pierdas nuestros nuevos contenidos

    Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recíbelos todos en tu correo electrónico.

    >