Coches alemanes

Mercedes SLK


El Mercedes SLK nació como una mezcla de muchos modelos anteriores, y con los años se fue perfeccionando hasta alcanzar el éxito. Analizamos el elegante modelo inicial de 1996.

Encuentra miniaturas del Mercedes SLK

Un deportivo biplaza que fue de menos a más

En la década de 1990, como en las épocas previas, Mercedes-Benz siguió aprovechando su conocido éxito en exprimir cada modelo posible hasta formar una extensa gama de coches nuevos. Así, aunque el roadster SLK biplaza de 1996 parecía completamente nuevo, ocultaba una gran cantidad de tecnología de generaciones previas.


Podía haber cierta relación con la serie Mercedes SL, más larga, más pesada y mucho más lujosa, pero en realidad se basaba en la plataforma de acero prensado de las últimas berlinas Clase C, lanzadas en 1993. El uso de 'K' (para Kurz, o 'corto' en alemán) delataba que tenía una distancia entre ejes más corta. Pero, como era un modelo Mercedes-Benz, por supuesto, todo había sido cuidadosamente desarrollado, integrado y probado. El nuevo estilo de diseño no solo tenía un parecido familiar con otros coches coetáneos de Stuttgart, sino que era lo más rígido y lo más sutil posible. Más que eso, este era un automóvil que podía usarse como un roadster abierto o como un cupé biplaza ajustado, ya que incorporaba un funcional techo de acero plegable, que podría haber reducido el espacio del maletero, pero gracias a su forma extremadamente ordenada y versátil, mantenía unas buenas proporciones. Una característica interesante, que causó una gran preocupación entre los clientes, fue que no había rueda de repuesto (aparentemente no había espacio en la cola), y a cambio, el automóvil se suministraba con sellador de neumáticos y una bomba eléctrica.


Aunque era pequeño para otros estándares de Mercedes-Benz (tenía solo 399.5cm de largo), también era robusto, por lo que se necesitaban motores potentes para impulsarlo. Se optó por los cuatro cilindros: una de dos litros y 135 CV de aspiración normal y un 'Kompressor' de 2.3 litros y 193 CV.


Aunque este coche se ofreció con una opción de transmisión manual o automática de cinco velocidades en Europa, solo la automática estaba disponible en el Reino Unido, uno de sus mercados más importantes.


La recepción inicial del SLK fue interesante, pero no increíble, lo que refleja el equilibrio de la calidad de construcción de Mercedes-Benz frente a una cierta falta de refinamiento (el motor de cuatro cilindros no ayudó) y el carácter deportivo. A principios de los 2000, sin cambiar el estilo del automóvil, hubo una gran remodelación de motores y transmisiones. El motor de acceso ahora era un propulsor sobrealimentado de 2.0 litros / 163 CV; el "Kompressor" de 2.3 litros ya rozaba los 200 CV,  y se añadió un motor V6 de 3.2 litros y 21 CV. Se introdujeron transmisiones manuales de seis velocidades, se continuó con la caja automática de cinco velocidades y, de repente, el SLK comenzó a parecer un coche más integrado.


Así, entrados los 2000, el SLK se convirtió en uno de los roadsters más vendidos de la historia de Mercedes-Benz.

Características técnicas del Mercedes SLK

Fabricante

Mercedes-Benz

Años de fabricación

1996 - 2004

Unidades fabricadas

-

Motor

4 cilindros // 16 válvulas

Transmisión

Tracción trasera, convertidor de par y transmisiones manuales o automáticas de cinco velocidades

Potencia

190 CV (Kompressor original) a 5,300 rpm. 

Chasis

Chasis de chapa de acero prensado de construcción unitaria, en estilo biplaza y techo rígido combinado

Motor

Cuatro cilindros, en línea, en bloque de cilindros de fundición de cinco rodamientos. 


Diámetro y carrera: 90.9 x 88.4 mm, 2,295cc.


Culata de aleación ligera. 


Cuatro válvulas por cilindro, operado por dos árboles de levas gemelos y empujadores hidráulicos de cubeta invertida. 


Inyección electrónica de combustible y sobrealimentador. 


Potencia máxima: 190 CV aprox (Kompresso roriginal) a 5,300 rpm. 


Transmisión

Tracción trasera, convertidor de par y transmisiones manuales o automáticas de cinco velocidades, todo en la unidad de motor montada en la parte delantera.



Chasis

Chasis de chapa de acero prensado de construcción unitaria, en estilo biplaza y techo rígido combinado.


Suspensión delantera independiente mediante muelles helicoidales, espoletas, amortiguadores telescópicos y barra estabilizadora. 


Suspensión trasera independiente por muelles helicoidales, ubicación multibrazo y amortiguadores telescópicos.


Dirección de bola de recirculación con asistencia hidráulica. 


Frenos de disco en las cuatro ruedas, servoasistidos, con ABS de serie. 


Ruedas de aleación de 16 pulgadas, neumáticos 205 / 55-16 (delantero) y 225 / 50-16 (trasero). 


Dimensiones

Distancia entre ejes: 240 cm

Eje delantero: 148.8 cm

Eje trasero: 148 cm

Longitud total: 399.5 cm 

Peso sin carga: 1,338 kg


Fotos del Merecedes SLK

Exterior

Interior

Categoría:

Etiquetas:

Fichas de coches relacionadas:

No te pierdas nuestros nuevos contenidos

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recíbelos todos en tu correo electrónico.

>