Museos Motor

Descubrimos el Museo y Circuito de Brooklands

 julio 10, 2020

Por  Pep Parrec

Hemos visitado el Museo y Circuito de Brooklands, a las afueras de Londres. Allí se encuentra un enorme complejo formado por el circuito permanente más antiguo del mundo y los otrora boxes y hangares de aviación del aeródromo, ahora convertidos en museo. 

Conoce a continuación por qué vale la pena visitarlo.

Nombre del museo

Brooklands Museum

Temática

Coches de preguerra, motociclismo y aviación.

Unidades destacadas

Napier-Railton

Delage Grand Prix

Austin Seven

Ubicación

Brooklands Drive, Weybridge, Surrey, KT13 0SL (Reino Unido)

Precio entrada

Adultos 18€ aprox.

Niños 10€ aprox.

Contacto

Nuestra opinión

Museo situado en las instalaciones del antiguo Circuito de Brookland. Gran colección de coches de los años 20’s y 30’s mezclados con modelos más actuales. Facilidad de acceso desde Londres.

mapa_circuito_museo_brooklands

Introducción al Museo y Circuito de Brooklands

Si tenéis previsto visitar Londres próximamente, en este reportaje os proponemos un plan alternativo y apasionante. Y es que a unos 35 kms del centro de la capital británica y tan solo 30 minutos en tren desde la estación de Waterloo se encuentra el pueblo de Weybridge. Desde aquí, otros diez minutos en bus o unos 30 minutos a pie os dejarán ante las puertas del Museo y Circuito de Brooklands, historia viva de nuestro deporte.

Brooklands es sinónimo de competición, automovilismo y gasolina. No en vano, hablamos del primer circuito permanente del mundo. Un trazado oval de alta velocidad inaugurado en 1907 con dos curvas peraltadas de más de 9 metros de desnivel, una cuerda de 2.75 millas y capaz de albergar hasta 287.000 espectadores. Un lugar icónico, precursor del automovilismo deportivo tal y como lo conocemos en Europa, y que pronto abrió la puerta a nuevos trazados, como el de Monza o el Autódromo del Autódromo Terramar de Sitges.

circuito_brooklands_inauguracion
circuito_brooklands_construccion

A partir de 1909, Brooklands fue también utilizado como aeródromo (historia muy común en muchos circuitos ingleses), además de albergar la factoría Vickers y Hawker. Ya durante la Primera Guerra Mundial, el ministerio de la Guerra requisó el circuito y este fue usado como campo de entrenamiento de los primero pioneros del aire. Finalizada la guerra, se volvieron a iniciar las competiciones automovilísticas a partir de 1920.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el complejo de Brooklands retornó a su nuevo propósito y se siguieron elaborando los Vickers, así como el Hawker Hurricane. Tras la contienda, la pista estaba ya destrozada, pero las factorías seguían fabricando piezas e incluso se construyó una nueva pista que estuvo en activo hasta los años 80, pero esto ya es otra historia. Para los amantes del automovilismo, el circuito oval de Brooklands murió en 1939.

circuito_brooklands_oval

¿Por qué visitar el Museo de Brooklands?

Y ahora, ¿qué queda de Brooklands si lo queremos visitar? Por suerte, el complejo se ha reconvertido en el fantástico Brooklands Museum. Un museo un tanto atípico, ya que se divide en dos zonas principales:  la dedicada al mundo aeronáutico y la dedicada a la automoción. De esta última es de la que nos ocuparemos.

El Museo de Brooklands fue inaugurado en 1987, después de que se hubieran organizado años antes eventos automovilísticos y aeronáuticos en recuerdo a este lugar tan especial para la nación británica. En el complejo en el que está ubicado el museo se conservan parte del peralte original, la torre de control, el edificio del circuito y algunos boxes.

circuito_museo_brooklands_aviones

Pero más que un museo, Brooklands es un club social. Por sus salas, boxes y garajes os encontraréis con múltiples voluntarios, propietarios de alguno de los muchos vehículos o motocicletas allí expuestos, con sus monos blancos manchados de grasa y con una taza de té en la mano, dando los mimos y atenciones que necesitan los vehículos que allí se encuentran expuestos. No dudéis en preguntarles, porque estos abueletes encantadores son una fuente de sabiduría y estarán encantados de explicar sus batallitas.

Con un poco de suerte, en el parking o en la antigua pista del aeródromo encontraréis a alguno de ellos probando los vehículos.

circuito_museo_brooklands_austin_seven
circuito_museo_brooklands_lotus

En lo referente a la colección de coches y motos expuestos, las salas vehículos abarcan desde principios del siglo XX hasta los años 70, con especial atención a los modelos de preguerra y postguerra, los años en los que el Circuito de Brooklands estuvo en activo.

Podemos encontrar deportivos de todas las épocas, muchos de ellos en perfecto orden de marcha. Algunos con adhesivos de los festivales de coches históricos, como Goodwood, Circuito de Montjuïch o Circuito de Spa-Franchorchamps, como muestra del pedigrí de algunas de estas unidades.

circuito_museo_brooklands_alvis

Hay que destacar que el Museo de Brooklands no deja de tener ese encanto de garaje tan británico, aunque quizá esté algo justo de espacio. En él se mezclan Formula 1 con vehículos de Rally o preciosas joyas de los Años 20, por lo que como visitante, la sensación es ciertamente abrumadora, aunque no por ello menos especial.

Poca cosa más se puede contar en un pequeño resumen, más allá de invitaros a que os acerquéis si tenéis la ocasión. Si algún día pasáis por Londres o sus alrededores, tenéis infinidad de planes a realizar, pero no dudéis en perder una mañana en el Circuito de Brooklands y su museo. Y si esta visita es en fin de semana, casi seguro habrá algún tipo de evento o concentración. ¡Lo disfrutaréis!

circuito_museo_brooklands_coches_preguerra

Texto: Pep Parrec.

Fotos: Pep Parrec y Brooklands Museum. Todas las imágenes son propiedad de sus autores originales. Todos los derechos reservados.

Pep Parrec


Tres décadas después de ver su primera carrera desde las cunetas de la Serra de Tramontana, Pep sigue teniendo en Puig Major, Valldemossa o Esporles algunos de sus planes de fin de semana favoritos. Además, afirma que en los garajes de Mallorca están guardados coches que jamás nos podríamos imaginar... así que su misión en RetroRacing.es está muy clara: encontrarlos.

Categoría:

Etiquetas:

Otros reportajes que te gustarán:

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"b8c9c":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"b8c9c":{"val":"rgb(0, 0, 0)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"b8c9c":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
VER MÁS
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

No te pierdas nuestros nuevos contenidos

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recíbelos todos en tu correo electrónico.

>