Qué debes saber para comprar un auto usado de forma segura

Pocos expertos en automoción negarán que la compra de automóvil usado es una decisión no exenta de riesgos. Como hemos comentado en anteriores artículos de consejos en nuestra web, los coches son máquinas de complejo funcionamiento e infinidad de componentes, lo que implica que es extremadamente difícil saber a ciencia cierta el estado de un vehículo.

Aun así, como compradores tenemos herramientas a nuestra disposición que nos pueden hacer más fácil y acertada la decisión. Hablamos de los peritajes externos realizados por profesionales, que permiten conocer el estado del auto usado a comprar y, en última instancia, saber si el precio que el vendedor solicita por él es adecuado.

Dónde encontrar buenas ofertas en coches usados

Como norma general, existen tres tipos de vendedores de coches usados o de segunda mano:

  • Concesionarios de coches que han adquirido el vehículo de un cliente como parte de la venta de un coche nuevo, y tras ponerlo al día, lo sacan a la venta.
  • Los famosos compra-venta de vehículos, empresas especializadas en comprar coches a particulares y venderlos a un precio superior después de darles un lavado de cara y ponerlos al día.
  • Vendedores particulares que quieren realizar la venta sin pasar por un intermediario.
coches_sin_carnet_cuadriciclos

Desde nuestra experiencia, como norma general se puede decir que no hay una opción mejor o peor que las otras, ya que en el mercado de la segunda mano la oferta de vehículos es tan grande que se hace imposible generalizar.

Lo que sí es cierto es que muy habitualmente, tanto los coches de concesionario como los de compra-venta han sido revisados y puestos al día, como mínimo a nivel estético (una buena limpieza del coche hace milagros de cara a su venta) y de niveles.

Las ventajas de un peritaje previo a la compra de un coche usado

Independientemente del tipo de vendedor que se elija, nunca está de más antes de formalizar la compra que el coche sea inspeccionado por un especialista en automoción. De aquí surgen los peritajes de vehículos usados o avaluo vehículos, un servicio que por un coste contenido puede ayudar a tomar una decisión definitiva.

El propio nombre del servicio explica su función: estas personas se desplazan al lugar donde se encuentra el coche y, siempre con la autorización del vendedor, realizan un exhaustivo chequeo del automóvil en presencia de ambas partes. Este servicio es mucho menos invasivo para el vendedor que si el comprador se lleva el coche a un taller de su confianza, ahorrando pérdidas de tiempo y desconfianzas.

Select Dynamic field

El peritaje previo a la compra incluye normalmente:

  • Revisión de carrocería y chasis, para conocer el estado general y detectar golpes o podridos.
  • Estado interior del vehículo.
  • Chequeo de los sistemas electrónicos
  • Verificación de niveles.
  • Estado general de mecánica.
  • Prueba en marcha del vehículo.
  • Revisión del estado del vehículo a nivel legal: consulta de lista de propietarios, posibles cargas sobre el vehículo y consulta de siniestros.

Este último punto es vital y, aunque un particular puede realizar estos trámites, el peritaje ya lo realiza ahorrando la pérdida de tiempo, los pagos de tasas, etc.

Aun así, en ningún caso se debe tomar ese peritaje como un documento vinculante ni a seguir con fe ciega. Se trata de contar con una opinión externa al proceso de compra-venta que de manera totalmente objetiva evalúe el estado del coche y si su precio es correcto en base a la oferta y demanda del mercado.

En resumen, un peritaje de coche usado permite ganar tranquilidad y que el comprador pueda tomar una decisión con mucha más información, pese a no tener conocimientos mecánicos.

Actualmente existen muchas empresas que realizan servicios como este, tanto pudiéndose desplazar allí donde se encuentre el vehículo como recibiéndolo en sus instalaciones.

¿Ya conoces nuestro canal de Youtube?

Te espera un nuevo vídeo cada 15 días.

>