¿Tienes todo lo que necesitas para restaurar tu coche clásico?

La restauración de coches clásicos está a la orden del día. Según los expertos del sector, se han juntado diversos factores para ello: las generaciones jóvenes han heredado el gusto por lo “retro”, sigue existiendo un amplio mercado de coches clásicos en nuestro país y, gracias a Internet, tenemos acceso a toda la información y recursos necesarios para tomar la decisión de restaurar.

Aun así, no cualquier aficionado está preparado para llevar a cabo una restauración. Y es que para devolver a un coche antiguo a su estado original no solo necesitas conocer al dedillo su historia, ser un experto en su mecánica o tener acceso a todas las piezas y recambios. En realidad, te hará falta tener una mezcla de todas las cualidades anteriores.


El primer paso: decide cómo quieres restaurar el coche

Parece evidente, pero este primer paso suele ser uno de los que muchas personas obvian al empezar una restauración. Porque restaurar implica devolver al vehículo a un estado anterior, pero, ¿a cuál exactamente?

De la misma manera que no hay dos coches modernos iguales, tampoco hay dos clásicos iguales. Una vez tengas el coche, tómate los días o semanas que necesites para decidir qué quieres lograr con la restauración:

  • Devolver al coche a su estado original
  • Repararlo y sanearlo para luego hacerle ciertas evoluciones mecánicas o estéticas
  • Ir por libre y convertirlo en un coche distinto al original, ya sea mediante mejoras, swaps de motor, etc.
tony_gomis-40__

Piensa bien qué resultado buscarás y antes de empezar, recopila toda la documentación que encuentres al respecto del vehículo y los elementos mecánicos que usarás.

Desde los manuales de usuario hasta los libros Haynes o similares orientados a mecánicos, cualquier documento te puede ayudar en algún momento durante la restauración.

La fase crucial: restauración mecánica

Aceptando que la práctica totalidad de coches clásicos necesitan cuidados y reparaciones, lo lógico es que la restauración del tuyo también deba comenzar por el saneamiento de la carrocería, reparaciones de podridos, pintura, chorreados o procesos similares. Cuando la carrocería haya alcanzado el estado que buscabas, será el momento de empezar con la mecánica.

Un consejo es que trabajes siempre con una planificación temporal amplia, de manera que te hagas un inventario de todos aquellos recambios y piezas que te vayan a hacer falta, y las busques y compres unas semanas antes de instalarlas. Encontrar recambios para coches clásicos no es siempre fácil, y tendrás que recurrir a portales web especializados en recambios, desguaces e incluso páginas de compra venta.

de-tomaso-pantera-gt4-luis-villalba-11

Durante la restauración mecánica del coche, ten siempre claro que nunca hay que correr y querer terminas cuanto antes, ya que posiblemente los imprevistos se irán sucediendo, por lo que será una fase laboriosa que debes intentar disfrutar al máximo.

Recuerda que restaurar el coche suele ser un hobby y no una obligación.

Últimos pasos: estética y complementos

Con la carrocería saneada y la mecánica instalada y probada tal y como tenías previsto, el último paso antes de lucir el coche es el estético. Aquí incluimos sustitución de faros, paragolpes, llantas, asientos, tapicerías, y un largo etcétera.

En este paso muchas personas dedican un gran esfuerzo, dado que, en definitiva, será aquello que más llame la atención del coche. Aun así, en cuanto la restauración haya acabado y empieces a circular con él, prepárate: siempre querrás hacer nuevas modificaciones o evoluciones. Y es que, como bien sabes, el aficionado al clásico es, ante todo, inconformista.

andorra_winter_rally_2019_citroen_dyane_6_1

Todas las imágenes son propiedad de su autor. Todos los derechos reservados.

No te pierdas nuestros nuevos contenidos

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recíbelos todos en tu correo electrónico.

>