Coches Japoneses

Subaru Impreza


Los triunfos del Subaru Impreza en los rallyes asentaron en ventas a uno de los mejores coches deportivos de los 90. Y dieron fama mundial a la marca.

Fotos del Subaru Impreza

Exterior

subaru impreza rallies

Interior

Miniaturas del Subaru Impreza

Un coche de rallyes que también triunfó en ventas

El éxito en el automovilismo puede cambiar la imagen de una empresa. Completamente. La marca japonesa Subaru ofrece el ejemplo perfecto con el inolvidable Impreza 22B. Hasta finales de los 80, la compañía era conocida por producir una serie de coches de tracción a las cuatro ruedas, robustos, poco emocionantes pero muy capaces. Luego vino la rara avis del Subaru SVX y el Legacy, y de aquí se pasó al programa de rally - y la reputación de la compañía se transformó.


Aunque el Legacy era un coche elegante y se vendía muy bien en todo el mundo, cuando el más corto y ligero Impreza llegó en 1993, se superaron todas las expectativas.


En la parte superior de la gama el coche equipaba un motor turbo de 208 CV de 2 litros, con tracción a las cuatro ruedas para convertirlo en una máquina de alto rendimiento muy segura. El Impreza no estaba dotado de un estilo sensacional - aunque sí tenía líneas algo orientales.


Incluso en su modelo más estándar, el 2000 Turbo podía alcanzar los 200 km/h, y alcanzar los 160 km/h en 18,7 segundos, sin perder nunca su sensación de seguridad en cualquier superficie de la carretera. 


El Sierra y el Escort RS Cosworth de Ford, por supuesto, ofrecían lo mismo, pero el nuevo Subaru tenía una ventaja incuestionable: era también mucho más barato que sus rivales


Cuando las ventas británicas del Impreza comenzaron en 1994, el precio de venta al público era de 17.499 libras, unas 8.000 libras menos que el del equivalente de Ford. Incluso si esa obvia ganga no parecía ser lo suficientemente atractiva, el récord del coche en el Campeonato del Mundo pronto aumentó su caché. Después de ganar su primer gran evento en 1994 (Grecia), pasó a ganar el Campeonato Mundial con Colin McRae en 1995, y el equipo se llevó el título de Constructores tres años seguidos - 1995, 1996 y 1997.


Aunque la competencia fue feroz a partir de entonces, el lmpreza de más de 300 CV y su desarrollo de carreras, el lmpreza WRC, siguieron ganando rallies a todos los niveles hasta principios de la década de 2000.


En ningún momento hubo nada mágico en esta actuación. Los ingenieros, por otro lado, parecían haber dejado poco al azar, notando todo lo bueno de su oposición, y asegurándose de que el Impreza fuera mejor. Por fuera, era una máquina convencional de tamaño medio con capacidad normal de cuatro asientos. El secreto y la emoción estaban ocultos, no sólo en el desordenado compartimento del motor (ningún estilista de la compañía había sido autorizado a ordenar el compartimento), sino en la propia transmisión.


Para aquellos que sabían dónde buscar, sin embargo, estaban las tomas de aire delanteras mucho más grandes para el radiador y el intercooler y una entrada en el propio capó, junto con tomas en las esquinas del parachoques delantero para mantener los frenos de disco también fríos.


Y eso fue sólo el comienzo, ya que a medida que avanzaba la década de 1990, se lanzaron más y más emocionantes versiones de edición limitada de este coche, que culminaron en las versiones de 280 CV que alcanzaban velocidades máximas de 249 km/h, y que dejaron en la sombra a casi todos los demás fabricantes coches similares.

Características técnicas del Subaru Impreza

Fabricante

Subaru

Años de fabricación

1993 - actualidad

Unidades fabricadas

-

Motor

4 cilindros. // 16 válvulas.

Transmisión

Cuatro ruedas motrices, embrague de diafragma de placa seca y caja de cambios manual de cinco velocidades con sincronía

Potencia

208 CV a 6.000rpm. 

Chasis

Unidad de chasis de acero prensado de construcción unitaria, en estilo de carrocería de berlina deportiva de cuatro puertas.

Motor

Cuatro cilindros, opuestos horizontalmente en formación "boxer", en bloque de cilindros de aleación ligera. 


Diámetro y carrera: 92 x 75mm, 1.994cc. 


Dos cabezas de cilindros de aleación ligera.


Cuatro válvulas por cilindro, en disposición en V, accionadas por dos árboles de levas en cabeza por cada bancada de cilindros. 


Inyección electrónica de combustible, con turbocompresor. 


Potencia máxima: 208 CV a 6.000rpm, ampliada en ediciones posteriores. 


Transmisión

Cuatro ruedas motrices, embrague de diafragma de placa seca y caja de cambios manual de cinco velocidades con sincronía, todo en una unidad con motor montado en la parte delantera.


Chasis

Unidad de chasis de acero prensado de construcción unitaria, en estilo de carrocería de berlina deportiva de cuatro puertas.


Suspensión delantera independiente por puntales MacPherson, muelles helicoidales, trapecios, amortiguadores telescópicos, barra estabilizadora. 


Suspensión trasera independiente con puntales MacPherson, muelles helicoidales, trapecios, amortiguadores telescópicos y barra estabilizadora. 


Dirección de piñón y cremallera, con asistencia de energía hidráulica. 


Frenos de disco en las cuatro ruedas, con servo asistencia y ABS de serie. 


Llantas de aleación ligera de fundición de 15 pulgadas, neumáticos de 205 155-15 pulgadas.


Dimensiones

Distancia entre ejes: 252 cm

Eje delantero: 146 cm

Eje trasero: 145 cm

Longitud total: 4,340 cm

Peso sin carga: 1,213 kg.


Categoría:

Etiquetas:

Fichas de coches relacionadas:

Horch Type 850
Bugatti Type 41 Royale, el coche más grande de los 20
Ford V8 1930s, los primeros Ford potentes
Jaguar E-Type, el más refinado de los 50
AC Ace, un deportivo inglés con inspiración Ferrari
Ford Sierra RS Cosworth, la todopoderosa berlina de los 80
Alfa Romeo SZ, el Alfa más rompedor de los 80
TVR Griffith, el deportivo británico más elegante
Maserati 3500 GTi Sebring: el primer coche de producción Maserati

¿Ya conoces nuestro canal de Youtube?

Te espera un nuevo vídeo cada 15 días.

>