Con la excusa de poner de nuevo en marcha los motores y disfrutar de las agradables temperaturas mediterráneas, la caravana del WTCC se reunió un viernes de febrero en el Circuit de Barcelona-Catalunya para celebrar la única jornada de tests oficiales de la pretemporada de 2015.

A apenas tres semanas del inicio de la temporada en el Circuito de Termas de Río Hondo (Argentina), la organización decidió elegir la ciudad de Barcelona como punto de partida donde presentar oficialmente la 11ª temporada del campeonato organizado por la FIA.

La temporada 2015 marcaba el primer año donde únicamente competirían los vehículos TC1, que se estrenaron con éxito en 2014. En este contexto, Citroën intentaría revalidar sus títulos de pilotos y marcas, mientras los pilotos de Honda, Chevrolet y Lada buscarían reducir las diferencias respecto al equipo francés.

En lo referente a la actividad en pista, un total de 8 vehículos se citaron en el circuito barcelonés en un día intenso para los participantes. Estos fueron los inscritos:

  • Citroën Total WTCC – Citroën C-Elysée WTCC – Sébastien Loeb (FRA)
  • Sébastien Loeb Racing – Citroën C-Elysée WTCC – Mehdi Bennani (MAR)
  • Honda Racing Team JAS – Honda Civic WTCC – Gabriele Tarquini (ITA)
  • Honda Racing Team JAS – Honda Civic WTCC – Tiago Monteiro (PRT)
  • Zengö Motorsport – Honda Civic WTCC – Norbert Michelisz (HUN)
  • Campos Racing – Chevrolet RML Cruze – Hugo Valente (FRA)
  • Campos Racing – Chevrolet RML Cruze – John Filippi (FRA)
  • Münnich Motorsport – Chevrolet RML Cruze – Stefano D’Aste (ITA)

Aún con bastantes nombres importantes en la pista, también hubo muchas ausencias destacadas. La más sonada fue la del equipo Lada al completo. El nuevo Lada Vesta estaba aún en una fase embrionaria de desarrollo y no pudo acudir a tiempo a los entrenos oficiales, pues el equipo seguía preparando el modelo en la sede de Oreca en Magny-Cours.

Otros ausentes a los tests oficiales fueron los equipos ROAL Racing (Tom Coronel y Tom Chilton), Nika International (Rickard Rydell), Craft-Bamboo (Grégoire Demoustier) y Proteam Racing (Dusan Borkovic).

Citroën Total WTCC

El equipo francés volvía a ser el máximo favorito para ganar el campeonato. Y aunque contaba con 4 vehículos en pista a lo largo del año, tan solo vimos una unidad del C-Elysée en Montmeló. En concreto, la pilotada por el francés Sébastien Loeb, sin duda el piloto con más ganas de mejorar esta temporada.

Aún así, vimos a Yvan Müller disfrutar de la jornada de tests con el equipo, faltando al evento tanto el campeón de 2014 José María López como el chino Ma Qing Hua.

En pista, Loeb fue el más rápido del día marcando un tiempo de 1:49:972 y realizando siempre tandas cortas sobre el asfalto. Al francés se le vio concentrado en todo momento, seguro de que sus resultados podían mejorar y que sería en su propio box donde encontraría a los rivales más duros.

Sébastien Loeb Racing

Sin duda alguna, la gran noticia de la nueva temporada. El equipo del piloto francés aterrizaba en el WTCC tras participar en campeonatos de GT y turismos franceses, y lo hacía con el marroquí Mehdi Bennani al volante. Un piloto hábil y rápido, y que saltaba al C-Elysée en busca de más victorias y mejores resultados.

De momento su primera toma de contacto con el coche fue muy positiva, pues logró el segundo mejor tiempo del día, siendo el único en rodar menos de 1 segundo más lento que Loeb.

Honda Racing Team JAS

El equipo italiano, con apoyo de fábrica, se desplazó a Montmeló con dos unidades de su fiable Honda Civic WTCCGabriele Tarquini fue el tercer piloto más rápido de la jornada probando una nueva unidad del Civic, aún en su color blanco de fábrica.

Por su parte Tiago Monteiro pilotó la unidad del año pasado, firmando un 5º puesto final del día. Al Honda no se le veía tan rápido como el Citroën, sufriendo especialmente en el paso por curva, donde la mayor longitud del C-Elysée o el Cruze sigue siendo una desventaja para Honda.

Zengö Motorsport

El equipo húngaro estuvo también presente en el circuito catalán continuando sus pruebas de pretemporada, esperando que Norbert Michelisz pudiera seguir mejorando sobre la montura japonesa. El equipo no realizó demasiadas vueltas al trazado y sus tiempos quedaron lejos del resto.

Campos Racing

El equipo valenciano seguía abriéndose camino en el Mundial de Turismos. Para 2015 volvería a contar con dos unidades del Chevrolet Cruze de RML, manteniendo en su dupla de pilotos al joven francés Hugo Valente e incorporando a otro francés aún más joven, John Filippi, quien se estrenó en 2014 con Campos pilotando un Seat León de la categoría TC2.

Hugo Valente volvía con el objetivo claro de luchar por victorias, mientras que Filippi debería adaptarse a un campeonato extremadamente competitivo y a un coche que el año pasado ya puso en apuros a los pilotos más inexpertos.

Münnich Motorsport

El equipo alemán desplazó el Chevrolet Cruze de René Münnich al circuito, pero en lugar del jefe del equipo, quien se subió al coche fue el italiano Stefano D’Aste, quien esa misma semana confirmaba su regreso al campeonato.

Acostumbrado a pilotar BMW y Lotus, el cambio para D’Aste sería duro al principio, pero de la manera que le vimos pilotar en los entrenamientos (atacando los pianos como nadie y llevando el coche al límite), no nos cabía duda que sería rápido desde el principio en una temporada que, como cabía esperar, volvió a demostrar el enorme potencial de los Citroën oficiales, muy por encima del resto de participantes.

Artículo publicado originalmente en forocompeticion.comTodas las imágenes son propiedad de su autor. Todos los derechos reservados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *