Encuentra el tipo de moto ideal según tus necesidades

Si el mercado de coches es amplio y variopinto, el de las motos no se queda atrás. No en vano, los principales fabricantes de motocicletas trabajan constantemente para desarrollar modelos cada vez más específicos, adecuados a las necesidades de sus clientes.

Por eso, desde RetroRacing.es te queremos invitar a repasar los principales tipos de motos que puedes encontrar en el mercado. Y no lo haremos según segmentos o categorías de motos, ya que tendremos en cuenta únicamente un factor: ¿para qué necesitas la moto?

Motos para ir a trabajar en entornos urbanos

Seamos realistas: o bien compramos una moto para ir a trabajar (lo que llamamos un commuter, o vehículo para realizar el recorrido de casa al trabajo y viceversa), o bien la compramos para disfrutar de ella como símbolo de libertad.

Empezaremos por el primer caso, el de la necesidad de disponer de una moto para ir a estudiar o trabajar dentro de una ciudad o área metropolitana. Y es que, aunque la oferta en materia de bicicletas, patinetes y otros no deja de crecer, la moto urbana sigue ofreciendo ventajas competitivas, como la rapidez de desplazamiento y la facilidad de aparcamiento.

Si esta es tu necesidad, te recomendamos optar claramente por un scooter, a ser posible de 125cc. Estos modelos son relativamente económicos, incluso nuevos (sobre 3.000€ aprox.) y se pueden usar si se dispone del carnet de coche (B) desde hace más de 3 años, u obteniendo la licencia de moto A1.

Estas motos suelen ser ligeras, económicas de mantener, con potencia suficiente para los desplazamientos urbanos y, puntualmente, se puede entrar con ellas a autovías, rondas de circunvalación, etc. Existen muchísimas opciones de motos de este estilo, por lo que es muy recomendable visitar alguna web de motos como Moriwoki y buscar comparativas que te permitan elegir tu modelo ideal según el precio o las prestaciones.

Motos para ir a trabajar en entornos interurbanos

Si tu necesidad es la anterior, pero para llegar al trabajo debes circular por vías interurbanas como autovías, autopistas, carreteras nacionales, etc., la elección no es tan sencilla.

Las scooters de 125cc son, en general, modelos poco pesados y con una potencia pensada para rodar hasta 80-90 km/h. Pero para circular con seguridad en moto por vías interurbanas, normalmente las velocidades que se necesitan son un poco más altas. Por eso, en estos casos vale la pena apostar por una maxiscooter de 250cc o 300cc, o bien por motos más prestacionales, como podrían ser las Trail o las Naked. En cualquiera de estos casos, habría que obtener el carnet de moto A2 para llevarlas.

Motos para hacer rutas en carretera

Cuando dejamos de lado el concepto de “moto para ir a trabajar”, el abanico de opciones por fin se expande. Como en los coches clásicos deportivos, aquí la practicidad o los bajos consumos pueden quedar de lado y aparecer otros conceptos como la belleza estética y la potencia.

Principalmente, si buscas disfrutar de hacer rutas en moto acabarás optando entre las motos Trail (grandes y cómodas, con la gama GS de BMW como estandarte) o las Naked, o deportivas sin carrozar, sin olvidar las motos Custom, con Harley-Davidson como marca abanderada.

Motos para disfrutar de la velocidad en entornos seguros

También es posible que quieras emular a los grandes pilotos de motociclismo. Para ello, tienes a tu disposición una gran gama de motos deportivas, con cilindradas desde los 250cc hasta más allá de los 1000cc.

Aquí ya hablamos de auténticos bólidos sobre dos ruedas, con potencias de más de 100 CV, cuyo máximo potencial solo se puede obtener en eventos en circuito, como rodadas o trackdays. Estas motos también se llevan bien por carretera e incluso por ciudad, pero siempre hay que tener claro que han sido creadas con el circuito cerrado como su hábitat natural.

Motos para disfrutar de la naturaleza

Ya solo nos queda un último tipo de motos según las necesidades, y es aquel pensado para los que sueñan con rutas y diversión en moto fuera del asfalto.

Si ese es tu caso, deberás elegir entre las motos de Motocross (rápidas y con potencias explosivas, pero poco prácticas), las motos de Enduro (pensadas para largos y exigentes recorridos offroad) o las motos de Trial, si lo tuyo es el deporte del motor que más equilibrio y técnica requiere.

No te pierdas nuestros nuevos contenidos

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recíbelos todos en tu correo electrónico.

>